La voce del padrone

2 agosto, 2017 2 comentarios

Si a David Bowie lo considero un extraterrestre, podríamos decir que Franco Battiato es un maestro.

En los albores del 2007, un domingo cualquiera, empecé a ver por primera vez una de las que para mí,  es una de mis películas favoritas de ciencia ficción: “Hijos de los Hombres” de Alfonso Cuarón.

Como bien sabéis, a toda gran película le acompaña una excelente banda sonora.   Pues bien, en este caso no iba a ser diferente, excepto por un detalle. A mitad del largometraje empieza a sonar una melodía acompañada de un inglés atropellado y, ¿por qué no decirlo? con un acento bastante vulgar, incluso divertido ¿Y quién estaba tras esa versión de una afamada canción de los Rolling Stones? Pues quién sino, Franco Battiato.

A partir de ese momento descubro que Franco Battiato ha hecho versiones de otras canciones. A éste sólo lo conocía por sus propios temas como el famosísimo: Voglio verderti danzare (Quiero verte danzar). Que por otro lado fue interpretado en una parodia muy conocida de Martes y Trece,  de la cual soy fan acérrimo.

Así que gracias a Internet, me pongo a indagar. Y a través de una reseña consigo los discos que tienen mejores calificaciones. También descubro que no es que tenga una amplia discografía, sino que ha tocado muchos palos empezando por la música ligera (más comercial), experimentando con la música electrónica e incluso con el rock. Y, ni qué decir tiene, que la música clásica no la pasó por alto (incluso ópera).

Que haya sido un versado en la música no quiere decir que no sea un rarito (Freak o Friki lo llaman ahora). Lo que para muchos es una característica negativa (vaya gilipollez), en mi caso lo encuentro en ocasiones, hasta fascinante. Y si no lo sabéis, os lo recuerdo. Battiato, para el imaginario colectivo era y es (sigue vivito y coleando) alguien diferente porque sus vídeos los acompañaba de un baile desinhibido que rozaba el ridículo, pero a su vez divertido. A continuación os añado una serie de ejemplos.

Llegados a este punto, como os había dicho antes, no sólo Battiato hizo pop, sino que se atrevió a experimentar con la electrónica.

Era el año 1971 cuando publicó “Fetus”. Si uno quiere que le vuele la cabeza, creo que la mejor opción es que este disco sea lo primero que escuche de Franco Battiato.

Acerca de Fetus

Se ve que le cogió el gustillo y continuó la experimentando con “Pollution”.

Acerca de Pollution

Nos calmamos y nos trasladamos a finales de los setenta con “L’era del cinghiale bianco”.  Un disco más comercial, sí pop, pero también con algunos arreglos de rock y se aprecia el amor que tiene Battiato por los violines.

De ahora en delante, se hace imprescindible tomarse un tiempo para revisar las letras de Battiato.

 

Damos el salto a los ochenta para hablar de otro disco relevante que se llama “Patriots”. Aquí Battiato vuelve al pop, pero añadiéndole una pizca de rock e incluso también cierta parte experimental (ya puestos…).

Acerca de Patriots

Llegamos a “La voce del Padrone”, donde habita uno de sus grandes temas: Centro di gravitá permanente (antes mostrado). Aunque tiene un par más, que son más que destacables. Uno es Bandiera Bianca, por su notable contenido político,  y otro más erótico-festivo Cuccurucucù, que es una particular versión de Cuccurucucú paloma por Tomás Méndez.

Seguimos en los 80, un año después de “La Voce del Padrone” para más ser más exactos. Vuelve Battiato con más fuerza que nunca con varios temazos del álbum “L’arca di Noè”. Y sí, retoma el Pop,  pero como bien ya sabréis, a Franco le gusta mucho usar sintetizadores y aquí vuelve a ensalzarse con ellos. Voglio Verte Danzare es el gran éxito de este L.P., como ya lo había mostrado antes ;), os remito a otros que son dignos de ser escuchados, al menos, una vez en la vida y, si es junto a su la letra, mucho mejor (aunque a veces cueste seguirle).

Seguimos en los 80, (pues sí que le cundía a Battiato…) y si “L’arca di Noe” tenía grandes temas, con el disco “Mondi Lontanissimi”, no sé con cuál quedarme. Es poesía y locura psicodélica a partes iguales.

Escuchad L’animale primero en italiano y luego en español. Os va a volver locos, cuánto menos.

Y tras tanta efusividad ahora descansamos un poco con “Fisiognomica”.  No es uno de sus mejores discos, pero le tengo un cariño especial. Lo mismo no entra de primeras.  Es de esos discos que cuando lo has escuchado unas cuantas veces (cuánto daño hace el modo aleatorio), sabes que no está ahí para hacer bulto. ¡Vaya que no!

Nómadas es otro tema al que hay que prestar mucha atención. Y sí, es que Battiato no sólo te atrapa por su música. sino por sus letras que son tan importantes o más.

Y ahora sí aterrizamos en los noventa con “Come un cammello in una grondaia”, aquí Battiato demuestra su más que ferviente pasión por el mundo oriental,  aunque no pierde la oportunidad de regalarnos un tema que se ha convertido en un himno contra el abuso de poder: Povera Patria.

Tras este último, edita “Caffe de la Paix”. Que pese a no ser tan accesible y no haberle dedicado más tiempo por mi parte, creo que la descripción que realiza el propio Battiato del disco hace notable su intención.

“En  este  disco  se  encuentran  varios  elementos
culturales,  de  la  mitología  clásica a  la epopeya
del imperio romano,  de la técnica  de meditación
árabe-oriental  a  la  filosofía  budista, del dialogo
cristiano islamista a la poesía japonesa.”
Franco Battiato

Cerramos el hilo, con uno de los discos (aunque tiene más, tranquilos).  El más rockero: “Gommalacca”.

Me gustaría cerrar (bueno, ya veremos) con un disco en directo: “Del Suo Veloce Volo”. Es un disco muy especial puesto que colabora con otra grande de la música como es Anohni (anteriormente conocida como Antony Hegarty de Antony and the Johnsons).

Si aún os pica la curiosidad por saber del maestro, os remito a estos tres podcasts que recorren su carrera.

Pioneros: Franco Battiato

También,  hacer referencia al blog El loco de la música sigue sobreviviendo,  si entráis por aquí, podréis acceder directamente a los artículos de Franco Battiato. Estos han sido de gran ayuda para poner en orden ese rompecabezas que tengo por cerebro.

Espero que os haya servido al menos para darle una oportunidad al genio italiano.

Ah, se me olvidaba.  La fantástica entrevista que le hizo Crudo en su programa y que os invito a que la escuchéis.

Y para los super-obsesionados con Franco Battiato, os remito a los artículos de “vicisitud y sordidez (aún me quedan unos cuantos) que no tienen desperdicio:

El post épico en tres partes sobre Franco Battiato: Gli Anni 70

El post épico en tres partes sobre Franco Battiato (II): Gli anni ‘80

El post épico en tres partes sobre Franco Battiato (III): Gli anni ’90 e ’00

Los versos más erótico-festivos de Franco Battiato (y su amigo Manlio) 

 

Todo este artículo no habría sido posible sin la encomiable labor de la editora-jefe.

Categorías:Sin categoría

Despedida

21 enero, 2016 4 comentarios

 

IMG_20160115_091235_desguece2

Pues sí, es lo que veis.  El “Xanti” camino al desgüese

Para empezar os pido disculpas, que vaya forma he tenido de abrir de nuevo el Blog. Primero la noticia de Bowie y luego, lo que os voy a contar a continuación. Pero esto es la vida. Llorar por la pérdida y ponerse en pie de nuevo. Sin olvidar el pasado, aprendiendo de él.

El “Xanti” ha sido un coche que me ha dado buenos y malos momentos y, como os podéis imaginar en la última avería dije: “¡Hasta aquí hemos llegado!”.

Han sido muchas visitas al taller. Entre esa famosa suspensión tan confortable y segura…, o que a la hora de diseñar algunas piezas del coche, como que no estuvieron muy acertados que digamos, (por no soltar algún improperio a cierto ingeniero de la marca). Pero vamos, que lo que yo he sufrido con el “Xanti” comparado con lo que vivió mi Padre, ha sido un paseo. El coche lo compró mi Padre el verano del 93, así que ha pasado a mejor vida con 22 años y medio.

Recuerdo subidas a la sierra para echar el día con la familia y/o amigos, escapadas a algún pueblo que otro, bueno, no tantos. ESA visita nocturna para ver una obra de teatro a un pueblo en la que tuve que echarme a un lado del arcén, ya que fue tal la tromba de agua, que no se veía apenas en la carretera. Ir a comprar muebles a Ikea y llevarlo hasta los topes, cruzando los dedos, para que no nos diera ningún problema por el camino. Esa vez que de camino a casa, por una circunvalación, se le fue el pedal del acelerador.  Sin problema me aparté a un lado para llamar a la grúa, pero claro,  ahí estaba una lluvia intensa para ponérnoslo más fácil. Ya concluyendo también recuerdo cuando empezó a salir humo del capó (no fue su última avería).  Se le había ido un manguito del radiador y yo, temeroso perdido por no llegar a tiempo al taller.  ¡Antes de que se me quemara la junta de la culata, por lo menos!

Sí, hemos tenido malos momentos por sus múltiples averías.  Pero por fortuna ninguna ha tenido consecuencias para sus ocupantes.  Los buenos momentos también los tuvo. Es de justicia mencionar que se portó como un campeón en la (espero) definitiva Mudanza.  Y es que el cariño que se le tiene a un vehículo, por las ocasiones especiales en las que te transporta, no tiene precio. No digo que haya que quererlo como a una persona (aunque algunos lo hagan), sino que podríamos considerarlo como algo más que un mero vehículo de tracción mecánica.

 

Agradecimientos a la Editora-Jefe por su infinita paciencia.
Categorías:Artículo Etiquetas: , ,

The man who sold the world

11 enero, 2016 2 comentarios

Eran aproximadamente las 8:30 de la mañana cuando escuché en la radio que David Bowie nos había dejado. Seguramente no fui el único que al escucharlo sintió un escalofrío, seguido a continuación, de una profunda tristeza. Llevaba en secreto que estaba enfermo de Cáncer  y tras 18 meses de lucha, se ha despedido a lo grande.

No voy a mentir diciendo que llevo siendo un fan incondicional desde muchísimos años. Escuchar algunas de sus canciones me traen preciosos y emotivos recuerdos. Ese familiar que admiro por su capacidad de aprender y evolucionar, que por ello no deja de ser humilde y sencillo. Esos momentos de agobio cuando tenía una entrega de un proyecto y no llegaba a tiempo o cuando tenía que superar esa zona de confort que todos abandonamos cuando cambiamos de ciudad para buscar un futuro mejor.

Hace un mes o así, rebuscando en esos documentales pendientes de ver, me dio por ver “David Bowie: Five Years“. Y si pudiera tener alguna duda de cuan grande ha sido para la historia del Rock, en este documental lo acabó por confirmar. Si tenéis la oportunidad, no dejéis de verlo. Es una joya.

Cierro el artículo con el single de su último disco, “Black Star“. Ilusos de nosotros al no darnos cuenta que el Duque Blanco estaba dejándonos un epitafio en forma de disco.

¡Qué manera más grande de terminar una gran carrera y una trepidante vida!

No te olvidaremos marciano.

 

Extra

A continuación os adjunto algunos artículos y Podcasts que últimamente se han publicado de David Bowie (al menos merecen la pena leerlos/escucharlos una vez):

Adiós David por 00kar00 (Artículo)

David Bowie: maquetas y primeras grabaciones por Capitán Demo (Radio 3)

Tributo a David Bowie por Siglo 21 (Radio 3) -> Atención al minuto 25, es magia.

El Siglo XX se ha ido para siempre por Loquillo

Bowie in memorian por Carne Cruda (Javier Gallego no nos podía fallar)

(Si me acuerdo iré recopilando más cosas interesantes a medida que las vea)

Otras curiosidades:

Qué no se me ofenda nadie, pero la noche anterior me dio por ver a Arturo Vals haciendo imitaciones en “Tu cara me suena”, y adivinad que vídeo vi, sí fue Starman.

Y por último os dejo un vídeo, en la que los fans, que se concentaron en Brixton, cantaron Starman en honor a David Bowie.

Un nuevo comienzo

10 enero, 2016 4 comentarios

En su día creé este blog en compañía de un gran amigo mío, por no decir hermano. Y entre unas cosas y otras, como puede ser la intermitencia de mis hábitos, dejé de escribir en él.

(No quiero contar excusas)

Hablando no hace mucho con una queridísima amiga (que espero no perder nunca), me dijo lo siguiente: “Todo el mundo debería de escribir en un blog”. Y razón no le falta.

No prometo nada, pero en breve escribiré un nuevo artículo… y lo publicaré a falta de revisión de mi editora.

Un saludo.

Categorías:Declaración, Reflexión Etiquetas:

Hasta siempre Mufasa

16 marzo, 2015 5 comentarios
Mufasa y Simba

Pasado un mes, y parece que fue ayer.

Hay situaciones en la vida para las que no estamos preparados y, perder a tu Padre, es una de ellas.

Hace un mes aproximadamente que mi Padre dejó de existir. Los que mejor me conocéis, sabéis que tenía un carácter muy fuerte. Y que debido a mi nulo interés en los estudios durante la adolescencia, un día sí y otro también, terminaba con bronca y castigo por su parte. Con el paso de los años tanto él como yo hemos ido cambiando.  Por un lado, él cediendo un poco y, por el otro, yo siendo más responsable. Cuando te riñen y/o castigan con cierta severidad, tiendes a enfadarte con quien aplica el castigo o correctivo dejando a un lado el bien que esa persona busca para ti. Pues sí, ese era el caso de mi Padre. Si el insistía en que estudiase lo más que pudiese no era por tenerme ocupado o fastidiarme, sino para que en un futuro no me arrepintiese del tiempo perdido y no fuera un parásito. Y ese fin lo acabó logrando (al menos, no soy el único que lo piensa).

Si hay una lección que considero que es la más valiosa fue la última que me enseñó.  Ésa fue la de irse con dignidad. Decidió por motu proprio dejar de sufrir tras la última crisis que tuvo en el hospital.  Esa despedida con el pulgar hacia arriba, mientras lloraba frente a él, es un recuerdo que nunca olvidaré.  No sólo por el momento en sí, sino por su significado. Por desgracia no pudo despedirse de todos nosotros, porque algunos venían de camino y aunque es algo que ya no se puede cambiar. Entiendo la rabia que no se puede evitar sentir y/o sufrir al no llegar a tiempo.

Por último, no quería terminar esta entrada sin agradecer, ni dejar de destacar la encomiable labor de mi Amore. En especial la de esa noche, que fue la última (previo al día que decidió abandonar este mundo), que pasó en vela junto a mi Padre. Cuidándole, si por algún motivo se desestabilizaban sus constantes, sobre todo su saturación de oxígeno, y prestando toda la ayuda que estuviese en su mano.

Pese a que la canción que enlazo a continuación es la de la relación de una pareja que toca a su fin, ésta es la que al escucharla me recuerda lo pronto que Mufasa nos dejó:

No hacía falta que nos dijéramos que nos queríamos, lo sabíamos.

Categorías:Reflexión Etiquetas: , ,

To Flee

Mi hermano pequeño se va. Huye de este País que está maltratando no sólo a los jóvenes bien formados y preparados, sino también a los menos agraciados física o económicamente.

¿Triste?

Pues un poco, pero sólo porque ya no lo voy a tener al lado para comentarle cómo estoy, qué planes voy a hacer a corto-medio-largo plazo o cómo nos estamos dejando amedrentar por aquellos que no nos tienen ni en cuenta.

¿Quedarse o huir?

La eterna cuestión.

Estamos paralizados por lo que nos deparará el futuro aquí, pero si estamos tan bien preparados, ¿qué tememos a irnos fuera a triunfar? No hombre no, no soy tan osado. Más bien soy de ir paso a paso y sé que por tu parte no te vas a dejar amilanar por ese “nuevo mundo” que se abre ante ti.

Parece que fue ayer cuando nos reuníamos a ver esa ceremonia de los Oscars con ese amigo, que, por razones que aquí no vienen a cuento, ya no lo es tanto. O ese otro día que cogimos un barril de 5L de cerveza y, mano a mano, lo dejamos tan seco que ni estrujándolo salía una gota más. Buenos momentos de salidas nocturnas, pero me quedo más bien con las ocasiones de confidencias. Aunque aún me pesa esos días críticos en los que no estuve a tu lado. Mi suerte es que lo supiste perdonar, ya que por tu carencia de rencor, no sueles guardarte este tipo de temas para más tarde, echarlos en cara.

Eres un ejemplo de que es posible cambiar y crecer tanto espiritual como profesionalmente y, que tal vez, estés en deuda con algunas personas que han pasado por tu vida dejando huella. No obstante, no debes vacilar respecto a esta decisión, puesto que como siempre hemos comentado: “si no lo intentas, nunca sabrás qué habría pasado”. Eso sí que creo que es una de las peores sensaciones que uno puede experimentar. El eterno “y si…”.

Dejas a la espera a muchos aquí, de los cuales, pase lo que pase te esperarán con los brazos abiertos, pero ten por seguro, que también dejarás tu marca por allí. Y si no vuelves, iluso será el que te lo eche en cara.

No soy de los que dicen te quiero, pero sabes que así lo es.

Un abrazo y hasta luego.

“Voy a parafrasear a Thoreau: más que amor, que dinero, que fe, que fama, que justicia…, dame VERDAD”

Her | 01001000 01100101 01110010

28 febrero, 2014 4 comentarios
Her

Her (2013) – Moustache Party Time!

A estas alturas, supongo que habréis escuchado o, al menos leído, algo acerca de la última película de Spike Jonze (Director y Guionista)“Her”.

Pese a que me gustaría pasar de puntillas por ella (para que todo lo que veáis os sorprenda) esto me resultaría imposible a la hora de elaborar una crítica decente.

Así que, si gustáis, empecemos.

En un futuro distópico se nos presenta a Theodore (Joaquin Phoenix) que trabaja como escritor de cartas personales.  Un momento.  ¿Una especie de amanuense? Bueno, él no sólo se limita a elaborar un escrito o dictado ajeno, sino que redacta uno nuevo (por ejemplo) en forma de carta de aniversario. Para darle más realismo, al imprimirse la carta, la caligrafía de ésta es idéntica a la del supuesto remitente. A partir de aquí la cinta nos hace sentir algo incómodos.

Nada más salir de la oficina Theodore se pone los auriculares, selecciona por voz el estilo musical que le apetece (mientras de fondo observamos una ostentosa urbe con enormes rascacielos), se monta en el transporte público y en poco rato llega a casa.

Podríamos definir su vida anodina, puesto que todos los días son prácticamente iguales. A excepción de cuando el jefe le congratula por su trabajo, puesto que Theodore tiene un talento especial para escribir este tipo de cartas.

Su rutina se rompe inesperadamente el día en el que entra en una especie de tienda, donde anuncian un nuevo sistema operativo. Tras escuchar una voz en off que narra las bondades de éste, la curiosidad de Theodore no vacila ni un momento, lo compra y lo instala en casa.

Como un niño pequeño, se sienta frente al ordenador y espera que el sistema empiece a pedirle algún tipo de interacción. Al momento la máquina comienza a hacerle una serie de cuestiones. Lo hace una voz femenina, interpretada por Scarlett Johansson, que para nada nos hace pensar que esté automatizada, ya que suena muy natural. Theodore no tarda mucho en sorprenderse de esta interacción al hacerle la pregunta: “¿Cómo te llamas?” A lo que el sistema operativo le responde: “Samantha”. Theodore no tarda un segundo en replicarle: “¿Quién te puso ese nombre?.  Samantha responde: “Yo. He buscado en una lista de nombres para bebés y es el que más me ha gustado”. En ese momento, Theodore empieza a sonreír e incluso suelta alguna carcajada.

Con el paso del tiempo Theodore empieza a familiarizarse más y más con Samantha, ya que es ésta (no olvidemos que es un sistema operativo) se encarga de organizar su agenda, correo electrónico…, incluso por su inteligencia artificial, es capaz de hacerle recomendaciones respecto a qué respuestas dar en un correo electrónico. Incluso va más allá, preguntando a Theodore opiniones sobre temas que empiezan a suscitar interés en ella, ya que por así decirlo, nació ayer.

Llegados a este punto y bajo mi punto de vista, necesitamos tener un nivel de abstracción medio, en lo referente a la tecnología doméstica para podernos sumergirnos de lleno en la película.

No te ofendas, es sólo una recomendación.

Continuemos.

Con el día a día, Theodore no tardará en fascinarse por la “inteligencia” de Samantha.  ¿Llegará Theodore  a tratarla como si fuera su pareja real?

Incluso éste la lleva a todos lados en su bolsillo, lo que le permite a Samantha oír y ver todo lo que tiene a su alrededor…

Pese a parecer una excentricidad, el filme no deja de ser una abstracción del amor. Se crea un vínculo entre dos personas por los sentimientos que comparten. De hecho, además de las diferentes experiencias que vive tanto el protagonista como Samantha, es bastante interesante prestar atención a las reflexiones que aquí se vierten.

Y ya terminada la película, uno se hace varias preguntas, como por ejemplo:

– ¿Es tan descabellado?

– ¿En algún momento este tipo de relaciones acabarán llegando?